Pintar carrocerias de MiniZ Kyosho. Parte 1ª

 

1.- PREPARACIÓN PREVIA:

Si pretendéis lucir orgullosos vuestro trabajo y que éste sea motivo de comentario por parte de vuestros compañeros, el trabajo debe empezar mucho antes de empezar a pintar e incluso antes de comprar la carrocería.

1.1.- Elección de la carrocería

Los criterios de elección de una carrocería pueden ser variados desde criterios puramente estéticos hasta la bondad de comportamiento de una carrocería determinada en pista.

Hay que reconocer que Kyosho nos pone muy fácil la selección de carrocerías blancas para decorar. La falta de oferta hace que muchas veces nos tengamos que conformar, no con la carrocería que nos gustaría, sino sencillamente con la que podamos encontrar. Aún así hay algunos elementos que el aficionado debe tener en cuenta. Así por ejemplo, si nuestra intención es pintar la carrocería de un solo color y no queremos poner calcas, cualquier carrocería nos servirá. Si por el contrario queremos poner diferente colores con delimitaciones definidas (no fundidos) y/o queremos poner calcas, una carrocería con numerosas tomas de aire (y otras irregularidades de la superficie), será más difícil de decorar, mientras que una carrocería de líneas lisas resultará más sencilla.

Para ilustrar esta guía he elegido una carrocería de Corvette C5-R. Los criterios que he usado han sido varios, en primer lugar el buen comportamiento de esta carrocería en la pista, por otra parte he de reconocer que la estética americana de este modelo me gusta. Y aunque se trata de un vehículo con numerosas “incidencias en la superficie” (tomas de aire), la decoración que tengo in mente, no reportará demasiados problemas técnicos.

1.2- ¿Qué decoración realizar?

Una carrocería sin pintar es como un lienzo en blanco sobre la cual el aficionado puede plasmar casi cualquier idea que se le ocurra.

Un buen consejo es mirar en internet imágenes del modelo elegido, podremos ver diferentes decoraciones, modelos reales, combinaciones de colores, etc… lo que nos puede proporcionar ideas interesantes para nuestro proyecto.

Una vez tengamos una buena idea, es obvio que poder ver nuestra idea en imágenes antes de empezar resultaría de lo más interesante. Para lograr esto yo lo primero que hago es buscar planos del coche elegido (bluprint en inglés). Una vez he conseguido alguno, lo siguiente es realizar un dibujo vectorial del coche usando el bluprint como modelo, para ello uso el software Corel Draw (hay otros muchos softwares que pueden hacer esto). El motivo de hacer un dibujo vectorial es que este no pierde calidad cuando lo cambiamos de escala, y es es precisamente el siguiente paso, mido el tamaño de la carrocería que he comprado y escalo mi dibujo para que tenga exactamente las mismas medidas, esto me facilitará enormemente el trabajo posterior.

Sobre esta base podemos experimentar con multitud de esquemas de pintura e incluso podemos “colocar” de forma virtual las calcas para ver como quedarían en nuestro modelo.

La decoración que he elegido es de estilo “racing”, pero la verdad es que ya estoy cansado de ver solamente marcas extranjeras en nuestros pequeños bólidos, así que todos los logotipos que le he puesto al coche pertenecen a empresas españolas (al menos eso creo, a saber con la globalización).

Una vez tengamos claro lo que queremos hacerle a nuestro coche será el momento de pasar a la siguiente parte de esta guía: la pintura.

Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.