GLA de GoGoLap Montaje Primera parte

Preparacion de un MIniZ GLA

GLA – Montaje Primera parte

Esta tarde hemos comenzado con el montaje del nuevo GLA, aunque antes de eso hemos abierto bolsa por bolsa y comprobado su contenido, lo que nos ha permitido, por ejemplo, comparar el tamaño del servo Graupner que incluye el GLA con el del servo que Atomic comercializa para el AMZ, y ver la buena calidad que presentan tanto los aluminios como el chasis de carbono. La idea de ofrecer el coche en kit, y no montado, nos parece genial, pues auqnue puede desalentar al novato ver tantas piezas pequeñas que en principio no se sabe ni para qué son, garantiza que, si surge un problema, el propio piloto sepa de dónde puede provenir y qué habrá de manipular. Por no mencionar el conocimiento que proporciona a la hora de cambiar ajustes y cambiar distintos parámetros del coche.

 

Vamos con los primeros pasos del montaje. Siguiendo las instrucciones que aparecen en la web del fabricante, el montaje de los diferenciales, del eje de transmisión central y la ubicación de este conjunto en el chasis no presenta ninguna dificultad especial.

 

Eso sí, para los menos habituados a trabajar con un mini z y que se hayan decidido a tener en el GLA su primer coche, ahí van unos consejos:

 

– Rodamientos: antes de instalarlos, conviene quitarles la grasa original -sumergiéndolos, por ejemplo, en gasolina de Zippo- y echar aceite fino específico de rodamientos.

– Diferenciales de bolas. Es tan malo pasarse con la cantidad de grasa como quedarse corto. Hemos usado la grasa de Kyosho, tanto en las pistas -una fina capa- como en las bolas -masajeándolas en la mano para que cojan bien la grasa-, y el resultado es un par de diferenciales suaves y sensibles a la regulación. El cuerpo de los diferenciales es de plástico, y por el extremo corto del diferencial cuesta un poco alojar el rodamiento de modo que quede plano, pues entra algo justo. Consiste, simplemente, en no despistarse en este punto.

– Eje central de transmisión. Todo encaja perfectamente, y sólo hay que tener cierto cuidado al llevar los piñones hasta el final, ya que entran muy justos para que no haya holguras, y debemos usar un mango de goma a modo de «martillo» suave.

– El montaje de diferenciales y eje central no presenta problema alguno, sólo dos precisones. Según el turorial de montaje, recomiendan utilizar 1 arandela de 0,1 mm en el lado corto del diferencial y dos de 0,2 mm en el lado largo. Haciéndolo así, da la impresión de que todo trabaja muy atacado, y hemos preferido dejar únicamente una arandela de 0,2 mm en el lado largo. Así se consigue una transmisión más suave, al menos en nuestro caso. Otro aspecto a tener en cuenta: las pequeñas tapas que impiden que el eje central se salga de su sitio llevan unos tornillos muy pequeños, similares a los del AMZ, y conviene tener una buena micro llave que encaje perfectamente, pues habrá que hacer algo de fuerza al atornillarlos por primera vez al plástico virgen.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.